Pingyao

10-11-2011

El tren a Pingyao es el 1163, sale a las 19:03 de la estación Beijing West. Se puede ir hasta allí con el metro, línea 1, parada Military Museum. Hay que andar unos 10 minutos hasta allí. (148 Yuan)

Hemos comprado los billetes en clase hard sleeper. Hay tres clases de tarifas: soft sleeper, hard sleeper y hard seat. Hard seat es asiento normal, y ya que teníamos que pasar 12 horas y dormir allí, la rechazamos automáticamente. La diferencia fundamental entre hard sleeper y soft sleeper, es que en hard sleeper vas en compartimentos abiertos de 6 camas , mientras quen en soft sleeper, además de otros detalles, hay cuatro camas en compartimento cerrado.

El viaje... ya os podéis imaginar. Nada más subir, todo el mundo empezó a preparse las dichosas sopas, con sus consiguientes ruidos. Nosotros teníamos las dos literas de arriba, así que no teníamos opción a poder hacer nada, salvo estar allí tumbados. Afortunadamente, el resto de personas del compartimentos, eran bastante amables. A las diez apagan las luces, y ahora viene lo peor. Los escupitajos pasan a transformarse en pedos, lo cual, mezclado con el olor a pies, hace que la situación sea bastante "cómica", por decir algo. Cuando a las cinco de la mañana, una señora se levanta a tomar té, con los sorbidos de rigor, ya se te empieza a poner mala leche.


Nada más llegar a Pingyao compramos el billete a Xian. Dejamos las maletas en consigna, (en la salida de la estación a la izquierda, 10 yuan por bulto) y emprendemos la marcha.
Pingyao es una ciudad medieval, una de las ciudades históricas mejor conservadas de China. Sus orígenes se remontan al año 1.300. Está rodeada por una muralla cuadrada de seis kilómetros de longitud. Además de esta muralla, conserva la forma original de una ciudad de la China clásica. La ciudad es cuadrada y recta y todas las calles se cruzan entre sí horizontal y verticalmente. En el centro está la Torre de la Campana,  las calles están adoquinadas, y las casas son de estilo tradicional con amplios patios. Lo más especial es la oportunidad de poder visitar varias de sus construcciones.

El día no comienza demasiado bien. Hace muchísimo frío, y en cuanto llegamos a la zona amurallada, un montón de bicis y motos apenas nos dejan andar. (luego descubrimos que en el interior ya no ocurre esto)

A pesar de todo, el sitio es muy bonito, muy diferente a Pekín. Deambulamos un rato, hasta que compramos la entrada que permite acceder a las principales puntos de interés de la ciudad. Tenemos suerte y nos cobran la mitad enseñando el carné de estudiante (75Yuan).

El primer lugar que visitamos fue "The Ancient Government Building". En su interior hay una cárcel, y se muestran varias salas con instrumentos de tortura, no muy agradables de ver… También hay jardines, media docena de patios, sala para reuniones, etc…



De allí, y ya que seguimos helados de frío, vamos al Yamen Hostel y nos tomamos un chocolate caliente. Hummmmm… un acierto total. Además tenemos wifi, y el sitio es muy bonito, con todo tipo de facilidades para el “mochilero”. A lo largo de toda la ciudad pueden verse varios de estos "hostel", con muy buena pinta.
El resto del día nos atiborramos de ver todo tipo de casas y templos; antigua casa de cambio, museo dedicado a un negocio de tejidos, templo de Confucio, templo de Cheng Huang, etc… Incluso vemos una Iglesia Católica en la que están celebrando una misa. No os aburriremos entrando en detalle de cada una de ellas.



En el templo de Cheng Huang pudimos ver una representación.


Como habréis observado, el de la izquierda, el que bosteza, es un doble del maestro Yoda.

Por último subimos a la muralla, desde donte tenemos otra visión de la ciudad.

Buscamos un lugar donde tomarnos un “fried rice”, y sorprendentemente, no encontramos arroz por ningún sitio, ni siquiera un menú con fotos.
Recogemos las maletas, ¡nos espera otra larga noche en el tren!

Podéis ver más fotos de Pingyao en nuestra web.

No olvidéis ver las fotos de Rocafu, ¡fue el que más disfrutó en Pingyao!

Datos prácticos para viajar a Pingyao: www.quetequitenloviajao.com
    

6 comentarios:

  1. Menudo viaje en tren. He estado leyendo también un blog chino en el que hablan de 'los dos blanquitos de la litera de arriba' y no os ponen nada bien, ...;-)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Al paso que váis te van a faltar páginas para apuntar las aventuras; si lo llego a saber te busco un cuaderno más gordo ;-) Por cierto, ¿qué es eso de dormir 13 horas sinvergüenza? Besotes Miri, te siiiigoooooo.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Curro!! Pasanos ese blog que se van a enterar!!
    Muchos besos, cuida mucho de Pedro

    ResponderEliminar
  4. John!!! Tranqui que voy haciendo la letra muy pequeña. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias José Luis. Nos alegra que nos vayas siguiendo.

    ResponderEliminar