Dali

1-12-2011
El tren nos deja sin problemas en la estación. Compramos el billete nocturno para Kunming y dejamos las maletas en consigna.

A la salida de la estación varios taxistas nos esperan. Volvemos a estar totalmente desorientados, pero afortunadamente, vemos un autobús, con el letrero en inglés, que lleva a las Tres Pagodas, (1,5 Yuan). Aunque nos toca esperar un ratillo hasta que sale, nos deja en la misma puerta.

Pensamos que lo que vamos a ver son sólo las tres pagodas sin más, pero nos encontramos con un gran complejo, de unos 6 Km2, conocido como el  templo de Chongsheng y las tres Pagodas, en el que además de éstas, hay varios templos y construcciones. A lo largo del mismo vas visitando varias salas en las que hay figuras de distintos Budhas.

Portal del templo de Chongsheng




También hay varios señores enfadados que intentan asustarnos.




Como veis, la visita no tiene desperdicio.





Todo el camino es de subida, hasta llegar a la última torre, a la que se puede subir y tener una panorámica de todo el centro.


No podíamos olvidarnos de Zaragoza
El camino de vuelta nos obsequia con vistas como ésta. Además, al ser ya tarde, se han ido los montones de turistas que invadían todo, por lo que podemos disfrutar más tranquilamente del paseo.

Cogemos el mismo autobús que nos ha traído y nos bajamos un par de kilómetros más adelante, en el “Old Town”. Hay varias guest house y restaurantes con comida occidental, incluso hay un puesto de gofres y restaurantes con creepes con nutella.  Nos sorprende la cantidad de franceses y belgas que hay por toda la zona.




Nos disponemos a volver a la estación de tren, y vamos a coger de nuevo el autobús. Tras más de media hora de espera, nos empezamos a preocupar  y nos toca coger un taxi.
En el camino hacia la estación, vemos la otra parte de Dalí, la ciudad "nueva"; hay varios edificios con luces parpadeantes que cambian de color, ¡una locura!.

Podéis ver más fotos de Dali en nuestra web.

Datos prácticos para viajar a Dali: www.quetequitenloviajao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario