Hue

3-2-2012 
Mientras esperamos en Hoi An el autobús que nos llevará a Hue, conocemos a Alana y Cesc, una pareja muy maja con la que tenemos pendientes unas cervezillas.

Nuestra idea inicial, ya que vamos un poco apurados de días y hay varios sitios donde queremos estar en el norte, era pasar la tarde en Hue, verlo rápidamente y esa misma tarde salir hacia Hanoi. Sin embargo, y como era de esperar, deberíamos haber reservado el día anterior, así que toca hacer noche allí.
El principal atractivo de Hue es su ciudadela, a la que llegamos dando un agradable paseo cruzando el río Perfume y caminando por el parque de alrededor.






Antes de entrar hacemos una parada para ver varios tanques y helicópteros que hay expuestos. 





Una vez que ya hemos pagado y entrado, se nos ocurre la “genial” idea de dudar si estamos haciendo el primo, ya que quizás éste sea el acceso al palacio, y por otra entrada el acceso sea gratis a los alrededores. Con esta idea, salimos, nos devuelven el dinero, y nos recorremos toda la muralla buscando otra entrada. Sólo encontramos un acceso, y no nos dejan entrar, no sabemos si porque es la hora de cierre o porque realmente no es una entrada. Al menos, con lo que hemos visto nos hacemos una idea de lo que es, y nos quedamos con la sensación de no habernos perdido nada.


Al día siguiente nos despertamos con lo que parece ser una especie de canto religioso, y que no cesa durante todo el rato que seguimos en la habitación. Nos hacemos toda clase de conjeturas, fiesta, llamada religiosa, celebración, etc. En el hotel nos explican el motivo; cuando una persona muere, su familia, una vez al mes durante tres años, tiene que hacer estos cantos.

Alquilamos una moto, y aconsejados por la recepcionista del hotel, vamos a ver varios sitios. Empezamos por la pagoda Bao Cuac.



Seguimos hasta las tumbas de Thieu Tri Tomb, las únicas cuyo acceso es gratuito.






Subimos hasta lo alto de una montaña , desde donde podemos disfrutar de unas buenas vistas del río. Nos sorprende encontrar también varios bunkers.




Seguimos hasta las tumba de Tu Duc, que aunque más espectacular que la otra, tampoco nos acaba de convencer.





Por último visitamos la pagoda de Thien Mu, en la que se puede ver el coche que fue utilizado para autoinmolarse por un monje, en protesta por el régimen de Diem.




Podéis ver más fotos de Hue en nuestra web www.quetequitenloviajao.com.

Datos prácticos e información sobre Hue: www.quetequitenloviajao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario