Ninh Binh

13-2-2012
Hoy toca madrugar para ir a Tam Coc, conocido como el Halong Bay terrestre. Para evitar la masificación de turistas que se forma, y acompañados de un polaco y un holandés que están en nuestro hotel, alquilamos una moto y a primera hora ya estamos preparados para nuestro paseo en barca.

Una vez más, el paisaje logra impresionarnos. Damos un paseo en barca por el río, a través de las montañas kársticas, entre cuevas y arrozales. La niebla que nos acompaña contribuye a hacer el entorno más misterioso aún.











Es curiosa la forma de remar que tienen, utilizando tanto los brazos como los pies.



Muy cerquita de allí está el templo de Thai Vi,  poquita cosa, pero que nos permite disfrutar de los alredores.


También al lado está la págoda de Bich Dong. Subimos hasta lo alto, e intentamos escalar un poquito, pero las vistas no parecen muy llamativas y nos estamos llenando de barro, así que nos reservamos para el siguiente punto.




Llegamos a Mua Cave, donde tras subir 500 escalones se puede disfrutar del paisaje desde arriba. Sin embargo, la niebla nos impide ver más allá de unos metros.



En Trang An apenas nos detenemos. El sitio está lleno de turistas, y al igual que en Tam Coc, hacen un paseo en barca, pero mucho más caro y en barcas con muchas más personas. En el camino vemos otra pequeña pagoda.




Mientras nuestros compañeros visitan Hua Lua, nosotros aprovechamos para comer. Por lo que nos han dicho, y como después ellos corroboran, el sitio es más de lo mismo.


Por último vamos al pueblo flotante de Kenh Gah... o al menos, eso intentamos. Seguimos las indicaciones de carteles y personas, pero al parecer no cogimos el desvío adecuado e hicimos muchos más kilómetros de la cuenta. Sin embargo, el paseo fue de lo mejorcito, disfrutando de las vistas y los arrozales.







Ante la perspectiva de pasar un día más en Hanoi, o alargar nuestra estancia en Ninh Binh, optamos por esta última. Tanto nos ha gustado que decidimos repetir, esta vez en bicicleta.





Volvemos a hacer el camino del día anterior, llegando hasta la que dicen que va a ser la pagoda más grande del mundo, Bai Dinh, actualmente en construcción, lo que le resta todo el encanto, ya que se ve un sitio muy artificial. Eso sí, merece la pena subir hasta arriba para disfrutar del entorno.







Afortunadamente, la niebla nos ofrece una tregua y hoy sí que podemos disfrutar de las vistas desde Mua Cave.









Podéis ver más fotos de Ninh Binh en nuestra web www.quetequitenloviajao.com.

Datos prácticos e información sobre Ninh Binh: www.quetequitenloviajao.com

2 comentarios: