El Cairo y las pirámides de Giza

22-8-2012
Damos un giro a nuestro viaje, y emprendemos una nueva etapa. ¡Egipto nos espera! Cambiamos de continente y estrenamos país.
Ya en el aeropuerto nos hacen darnos cuenta del lugar al que vamos, y es que a los dos nos hacen ponernos pantalón largo (política de empresa de la compañía aérea, Saudi Airlines). Habrá que irse mentalizando de que las cosas van a ser diferentes…

Tras los últimos vuelos, siempre con compañías low cost, el hecho de que tengamos comidas gratis y un montón de pelis y entretenimientos hacen que disfrutemos un montón del viaje. Eso sí, las horas de espera  entre vuelo y vuelo en el aeropuerto de Riad se nos hacen eternas.
Aeropuerto de Riad - Viaje a Egipto

Y por fin llegamos a El Cairo!! Son las 12 de la noche, y nuestra idea inicial es dormir en el aeropuerto hasta que salga el primer autobús. Un policía nos indica que todavía hay autobús, aunque hay que hacer varios trasbordos para llegar al centro. Llevamos casi un día de viaje, y el cansancio se nota, así que mientras esperamos el bus, y tras una buena lucha por el precio, no podemos evitar que un taxista nos convenza para utilizar sus servicios.

No nos complicamos y vamos directos a un hotel que nos han aconsejado. A pesar de que es ya de madrugada, nos sorprende la cantidad de gente que hay por la calle.

La diferencia horaria con Malasia es de 8 horas, ¡no nos podemos creer que sea la misma hora que en España!

Aunque nos morimos de ganas por ver las pirámides, preferimos dejarlo para el día siguiente y optar el primer día por algo más fácil. Como unos pardillos, nos encaminamos a la oficina de turismo, esperando que nos den información de la ciudad, pero sólo nos encontramos con un señor extrañado de que alguien le pida un mapa, y que sólo puede ofrecernos unos folletos sobre el país.

Nuestro primer destino es el museo egipcio. El tráfico en El Cairo es bastante caótico, por eso nos mostramos de lo más agradecido cuando un señor nos ayuda a cruzar. Éste nos explica que es profesor de inglés, y al decirle que vamos al museo, nos dice que está cerrado y que tenemos que esperar media hora. No le damos más importancia, ya que teníamos pensado comer antes de entrar. Nos damos cuenta de que nos está engañando cuando insiste en llevarnos a un bazar cercano para que hagamos tiempo allí...

Nuestra primera comida en Egipto no podía ser otra que el “koshari”, un plato típico egipcio de lo más ligerito; tan sólo lleva pasta, arroz y garbanzos, acompañado de tomate y cebolla frita. Con este plato creo que cargamos pilas para varios días. También hay muchas tiendas con dulces de lo más apetecible. Me temo que este país no va a ser bueno para la dieta...

Koshari en El Cairo - Viaje a Egipto

Panaderia en El Cairo - Viaje a Egipto


Casualmente, cuando estamos frente al museo, otro supuesto profesor de inglés nos vuelve a decir que el museo está cerrado. Nos partimos de risa cuando nos lleva a una puerta trasera, por supuesto falsa, para intentar convencernos de que es verdad.

A pesar de que hubiéramos disfrutado más de la visita si estuviéramos más enteradillos sobre historia egipcia, el museo no nos defraudó. Sin quererlo, entramos por lo que es la salida de la sala de momias, así que no tuvimos que pagar ;-)) El estado en que se conservan, a pesar de tener más de 3000 años, es lo que más nos impactó. También impresiona todos los tesoros, así como los sarcófagos, encontrados en la tumba de Tutankamon.  Aunque, como nos ha dicho Eliezer, la madre de Fernán, lo realmente espectacular es lo desorganizado que está todo!!!

Mueso egipcio de El Cairo - Viaje a Egipto
Museo egipcio
Sin mapa de la ciudad, y sin referencia alguna, deambulamos por la ciudad hasta llegar al bazar Khan Kalili. Muchos puestos, con productos bastante diferentes a los que veíamos en Asia; especias, cachimbas, ropa "egipcia", etc.. No faltan los vendedores de papiros y perfumes. En resumen, nada que nos interese. Lo mejor es ver a las mujeres, tapadas hasta los pies con sus velos, mirando sugerentes conjuntos de lencería.

El Cairo - Viaje a Egipto
La moda aquí es un pelín diferente a lo que estamos acostumbrados
El hotel en el que estamos tiene una gran terraza, (¡además de un montón de gatos!!), en la que esa noche conocemos a Tomás y Dai, una pareja de argentinos con los que desde el primer momento nos sentimos tan cómodos que compartiremos con ellos nuestro viaje por el país.

Nuestra idea de ir simplemente a las pirámides de Giza se ve alterada cuando en el hotel nos proponen un tour que incluye Giza, Saqqara, Dashur y Menfis. No nos parece mal el plan, y junto con Tomás y Dai, aceptamos.

De este modo, empezamos el día visitando Dashur. Allí vemos nuestra primera pirámide!! Por unas empinadas escaleras, que nos provocan unas agujetas tremendas al día siguiente, llegamos a su interior de la pirámide roja.


Dashur, El Cairo - Viaje a Egipto

Dashur, El Cairo - Viaje a Egipto


De allí vamos a Memfis, una especie de museo al aire libre donde podemos ver el coloso de Ramses II, una estatua del mismo de más de 10 metros, y la Esfinge de Alabastro.


Menfis, El Cairo - Viaje a Egipto

Menfis, El Cairo - Viaje a Egipto


Un poco defraudados tras la visita, preferimos no entrar en Saqqara, donde destaca la pirámide escalonada de Zóser, y nos conformamos con verla por fuera.

En el camino disfrutamos de escenas de lo más variopinto.


 El Cairo - Viaje a Egipto

 El Cairo - Viaje a Egipto

 El Cairo - Viaje a Egipto


Y por último, el plato fuerte, ¡las pirámides! A pesar de haberlas visto tantas veces en foto, impone estar allí.

Pirámides y Esfinge de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto


Fernán se siente un poco decepcionado con la Gran Esfinge, ya que es más pequeñita de lo que imaginaba.

Esfinge de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto

Esfinge de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto

Esfinge de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto



Hay tres pirámides principales, Keops, Kefren y Micerino. La mayor es la de Keops. 


Pirámides de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto

Pirámides de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto



Entramos en el interior de la Micerinos. Es increíble pensar que esto fue construído hace más de 4.500 años...

Evitando a varios de los que nos ofrecen subir en camello, subimos hasta un mirador desde el que se ven las 3 pirámides con la ciudad de fondo.

Pirámides de Giza,  El Cairo - Viaje a Egipto

Y ahí acaba nuestro día… Hay una huelga general en El Cairo, y nos han aconsejado no salir del hotel. Sólo nos acercamos a comer a un puesto cercano, y mientras estamos allí, oímos gritos de manifestantes. Un empleado del bar nos dice que nos acompaña al hotel, y alucinad hasta donde son capaces de llegar los egipcios por una venta… En el camino un hombre nos para, nos dice que es peligroso, y dramatizando un poco la situación, nos dice que esperemos. A los dos minutos nos dice que nos lleva por otro camino al hotel. Le seguimos, y el sinvergüenza nos lleva a la tienda de su hermano para que hagamos tiempo allí. Cuando su hermano nos empieza a ofrecer perfumes entendemos lo que ha ocurrido…

El Cairo - Viaje a Egipto


El día siguiente, con la compañía de Tomás y Dai, lo dedicamos a visitar el Cairo islámico. Además de visitar varias mezquitas...


Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

... lo mejor es disfrutar de las escenas que nos brinda la ciudad. Es como si hubiéramos retrocedido varios años en el tiempo.


Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

El calor es agobiante, y es inevitable buscar un poquito de sombra.

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

La anécdota del día la protagonizó el camarero que, al indicarle Fernán que sus macarrones estaban fríos (eran macarrones gratinados), no se le ocurrió otra cosa que meter el dedo, con toda naturalidad, en mitad del plato para comprobarlo, jajaja!!

Dedicamos parte de la tarde a visitar el bazar Khan Kalili.


Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Cairo islámico, El Cairo - Viaje a Egipto

Para finalizar el día, vamos a ver los derviches. Estos danzantes intentan entrar en contacto con los dioses girando sobre sí mismos y en torno a los demás, sin perder la relación con el mundo terrenal; por ello siempre tienen una mano dirigida hacia el el cielo, otra hacia el suelo y un pie en contacto permanente con el suelo. Todavía seguimos sin entender cómo es posible que no se marearan a pesar de estar dando vueltas durante más de una hora.

Derviches, El Cairo - Viaje a Egipto

Derviches, El Cairo - Viaje a EgiptoDerviches, El Cairo - Viaje a Egipto

Derviches, El Cairo - Viaje a Egipto

En nuestro último día en El Cairo, visitamos La Ciudadela.


Ciudadela y Mezquitas, El Cairo - Viaje a Egipto

Ciudadela y Mezquitas, El Cairo - Viaje a Egipto

Ciudadela y Mezquitas, El Cairo - Viaje a Egipto

Ciudadela y Mezquitas, El Cairo - Viaje a Egipto

Ciudadela y Mezquitas, El Cairo - Viaje a Egipto
Vista de la mezquita El-Rifai y Sultan Hassan
Estos días hemos hablado bastante con Tom y Dai del tema de la religión. Es increíble como el islam llena todo aquí. Continuamente hay llamadas para la oración en las mezquitas, escuchan el Corán en la radio, en la tele… Muchos de ellos incluso tienen una marca en la frente provocada por la posición en la que rezan, arrodillados, aunque ellos afirman que aparece de forma natural…

 
El Cairo - Viaje a Egipto

El Cairo - Viaje a Egipto

Es por esto que cuando en el interior de la Ciudadela, un chico que está dando unos folletos para promover el  Islam nos empieza a hablar sobre el tema, no perdemos la oportunidad de hacerle un montón de preguntas. Para decepción nuestra, no nos aclara mucho, y se limita a decirnos que lo tiene que preguntar a los "sabios", no sin antes afirmar cuestiones como la igualdad entre el hombre y la mujer en el Islam (ja!!). Los libritos que nos da no tienen desperdicio… Su falta de repuestas nos hace ver que no se cuestionan nada. Es triste ver como la religión es capaz de dominar la sociedad. (Y no sólo por este país!!)

El Cairo - Viaje a Egipto


En el camino de regreso nos llevamos, además de la mezquita de Ibn Tulun, alguna otra buena imagen de la ciudad.


El Cairo - Viaje a Egipto

El Cairo - Viaje a Egipto


¡Qué extraño se nos hace pensar que hace unos pocos días estábamos en Asia! Las diferencias son enormes. A pesar de que Malasia, el último país donde estuvimos, es también musulmán, no es  comparable al fervor religioso que se vive aquí. Tampoco aquí se respira el "ambiente mochilero" tan fácil de encontrar en Asia (¿será por qué aquí está prohíbida la cerveza?). Hemos dejado atrás los noodles y hemos dado paso a los kebabs y falafels. Lo más parecido a un bar son los puestos donde los hombres (digo hombres porque pocas veces se ve una mujer en ellos) beben té y fuman cachimbas. Continuamente hay que estar alerta ante los intentos de timos, y siempre, siempre, hay que bajar a menos de la mitad, como mínimo, el precio inicial que te digan. La ciudad, como muchas ciudades asiáticas, es de lo más caótico; burros y caballos se entremezclan entre el tumulto de coches y motos. A últimas horas de la tarde la ciudad se llena de vida, cuando el calor sofocante se hace más llevadero.
La impresión que nos llevamos de la gente es bastante positiva. Como siempre, todo lo relacionado con el turismo es negativo; insistentes intentos de ventas, timos, etc..., pero se contrarrestra con todos los que nos sonríen y saludan amistosamente con un "Wellcome".

Próxima parada: ¡Desierto blanco!

Podéis ver más fotos de El Cairo en nuestra web www.quetequitenloviajao.com.

Datos prácticos e información sobre El Cairo: www.quetequitenloviajao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario