Eilat - Nunca cruces la frontera israelí el día de Yom Kippur

26-9-2012
La forma más económica de llegar a Jordania, por absurdo que parezca, es ir hasta Israel en bus, pagar la tasa de salida del país, y entrar en Jordania. Hay un ferry directo hasta el país desde Egipto, pero es ridículamente caro.

Así que dejamos nuestro paraíso en Sharm el Sheikh y cogemos un bus hasta Taba, frontera con Israel. Al llegar allí nos dicen que la frontera está cerrada. Pensamos que, como siempre, están intentando engañarnos y llevarnos a algún hotel, pero por desgracia, esta vez es verdad. Hoy se celebra en Israel el Yom Kippur y la frontera está cerrada hasta las 21:00. Son las 14:00. ¿Divertido verdad? Imaginaos nuestra cara ante semejante noticia, en un sitio donde no hay de nada, excepto un Hilton, un Moven Pick, y un casino. Los policías que están en la frontera nos dicen que podemos esperar en una explanada que hay tras ellos, así que allí pasamos 7 horas, tirándonos de los pelos por no haber alargado un día más Sharm el Sheikh.
Una imagen vale más que mil palabras


A las 21:00 cruzamos la frontera. Sólo unos metros, y ¡cuántas diferencias! Mujeres sin velo, y trabajando!! Nos revisan las maletas, y pasamos sin problemas. Aún nos queda otra desagradable sorpresa, la frontera jordana está cerrada, así que tenemos que hacer noche allí.

Salimos de la frontera, y nos quedamos alucinados al pasar al lado de un taxi, y que no nos ofrezca sus servicios (en Egipto no había taxi que no nos pitase o se detuviera al vernos). No hay otra manera de llegar hasta el centro, así que cogemos uno. Ver tantas diferencias con Egipto hace que bajemos la guardia, y el taxista aprovecha para intentar engañarnos de lo lindo. Muy correcto y educado, nos pregunta por nuestros planes y nos dice que nos quiere ayudar. Él muy gilip… estúpido nos dice que al día siguiente no vamos a poder coger un autobús hasta Jordania, que los hoteles en la ciudad son carísimos, el más barato 200 dólares, y que lo mejor es que vayamos a Jerusalén (según él allí los hoteles son más baratos), veamos la ciudad, y desde allí crucemos a Petra. Por supuesto, él se ofrece para llevarnos a Jerusalén, precio especial, ¡300 dólares! Le respondemos que para eso cogemos un avión, y tras pagarle 18 € por la carrerita nos despedimos esperando no volver a verle nunca más.

Eilat es una ciudad como podría ser cualquier otra europea, y no sólo por infraestructuras, sino por los precios!! El falafel por el que ayer pagábamos menos de 0,5 €, aquí cuesta 4€. Cuando ya pensamos que no vamos a dormir por menos de 40 €,  encontramos un hotel por 20 €. Ante esta perspectiva decidimos que la visita a Israel va a tener que ser muy rápida.

Tras nuestra exitosa entrada en Israel, no podemos evitar acordarnos de este temazo:



Datos prácticos e información sobre Eilat: www.quetequitenloviajao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario