Sharm el Sheikh, seguimos buceando en el Mar Rojo

10-9-2012
Hemos disfrutado tanto del buceo en Dahab que no queremos irnos sin bucear en Sharm el Sheikh. El problema es que parece mucho más caro que Dahab. Por lo que hemos visto, son todo grandes resorts. Nos sólo nos preocupa el tema del alojamiento, sino el tema de la comida. En Dahab, por ejemplo, a pesar de que hay una zona llena de restaurantes con precios más elevados, frente a nuestro hotel tenemos varias alternativas (de los de plato de pasta a 1 €), pero nos temenos que en Sharm el Sheikh será difícil conseguir algo así. 

Decididos a bucear allí, hacemos acopio de varias latas de atún, y reservamos por internet el hotel más barato que encontramos. Los comentarios del mismo no son muy buenos, así que vamos un poco temerosos de lo que nos podamos encontrar.
Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto


Nada más llegar al hotel nos reciben con dos zumos, que no probamos hasta que nos aseguran que son gratis. Una enorme piscina está frente a la que será nuestra habitación. Nos acompañan a la habitación, y buffff… ¡¡qué momentazo!! Nos miramos alucinados, y por lo bajini nos decimos que tenemos que intentar disimular nuestra emoción. La habitación tiene dos camas, y un pequeño salón, con sofá y tele. ¡Sofá! Hace meses que no nos tumbamos en uno, ¡qué sensación más buena! El baño también es ideal, con detalles tan tontos como una mampara o “toallas de las que secan”, que hace tiempo que no teníamos.



Así de contentos estamos!!

Nuestra puerta no abre bien, y mientras la arreglan, como forma de compensación, nos traen una cesta de frutas, dos coca-colas y una botella de agua. No nos podemos creer todo esto. Ni siquiera disfrutamos del momento porque pensamos que habrá gato encerrado…

El único problema es que no hay wifi (al reservarlo ponía que sí que había). Nos prometen que en unas horas estará solucionado el problema.

Mientras tanto vamos a buscar un centro de buceo. Hemos mirado varios por internet, pero afortunadamente, en el primero que preguntamos nos hacen una oferta que supera todo lo que hemos visto. ¡Perfecto!

Volvemos al hotel, y nuestros temores desaparecen, ¡tenemos wifi! Nos empezamos a creer que todo este “lujo” es para nosotros y empezamos a disfrutarlo.

Nos da rabia no tener una cámara acuática para estos días, así que empleamos la tarde en ir al Carrefour (sí, sí, el Carrefour de toda la vida) para buscar alguna. No encontramos nada asequible, pero nos encontramos con un ambiente horrible que nos lleva a prometernos no volver por esa zona. Un montón de bares en los que en todos suena “La bomba”, mientras los animadores egipcios bailan con los turistas.

Aún nos llevamos otra alegría en el hotel. El desayuno es tan abundante que nos sirve para desayunar “fuertecito” y comer, ¡solucionado el tema de la comida en el barco!


Nuestro primer buceo en Ras Mohammed National Park. En el trayecto ya vemos varios delfines. Uno de sus puntos más conocidos, no sólo aquí sino a nivel mundial, es el Yolanda Reef. Simplemente increíble. Mires donde mires estás rodeado de coral y pececillos. 

No todo va a ser bucear
El segundo día fuimos a Tiran. Si el día anterior fue bueno, este le supera. La segunda inmersión fue realmente alucinante. Es difícil describir lo que sientes cuando estás abajo, atravesando jardines de coral de todos los colores y formas posibles. Fernán y yo no paramos de mirarnos y hacernos gestos intentando transmitir lo que sentimos.

El tercer día hacemos unas inmersiones locales. Pensamos que el nivel va a ser más bajo que las anteriores, pero especialmente una de ellas, en la  que rodeamos unos pináculos rodeados de vida y coral nos deja de nuevo maravillados.  Cada vez que salimos del agua lo primero que decimos es “guauuuuuuuu”.

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto


Por último, decidimos repetir la inmersión en Tiran, esperando tener suerte y ver el tiburón martillo. No hay suerte, aunque esto nos vale como excusa para volver!!! Aún no nos hemos ido y ya estamos buscando ofertas de vuelos para venir desde España.
Gracias a Sam, un compañero de buceo, nos llevamos un montón de fotos

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto

Mar Rojo, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto


Cerquita del hotel está el Old Market, donde además de tiendas de souvenirs y regalos, hay muchos restaurantes. Aquí venimos todas las noches.
Old Market, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto


También visitamos la playa de Ras Um El Sid.  La playa no es gran cosa, pero nos sirve para despedimos de los pececillos haciendo snorkel.
Old Market, Sharm el Sheikh - Viaje a Egipto
Algunos prefirieron  no hacer snorkel ese día

Es difícil dejar un sitio como este. Nuestro visado ha acabado hace unos días, pero nos han dicho que hay dos semanas conocidas como “periodo de gracia”, así que hacemos uso de ello y alargamos un poquito más. Cada día nos prometemos que nos iremos al día siguiente, hasta que, definitivamente, llega el momento de dejar Egipto… ¡Ohhhhhhhhh!!!

Podéis ver más fotos de Sharm el Sheikh en nuestra web www.quetequitenloviajao.com.

Datos prácticos e información sobre Sharm el Sheikh: www.quetequitenloviajao.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario